¡Pepinos!

img-20160904-wa00001Esta hermosa y animada  pintura al pastel del Señor Caitanya y Sus
asociados me la dio una devota muy talentosa. Ella vino a nuestro kirtan la
otra noche, y cuando llegó el momento de repartir los dulces al final, que se veían deliciosos, yo les pregunté en broma a todos los devotos si había alguien que no se sintiera atraído a comer alguno. Para mi sorpresa, esta mataji levantó la mano y contestó que ella no se sentía atraída. Le pregunté entonces qué se sentía atraída a comer y ella dijo: “¡Pepinos!”.
Todos rieron, pero después, mientras ellos disfrutaban de todos esos sabrosos dulces, ella se veía incluso más feliz honrando el plato entero de pepinos que le presentamos. Más tarde se acercó a mí, me agradeció por los pepinos y me dijo que nos habíamos conocido hace unos 40 años en San Diego, antes de que ella se uniera al movimiento.

La habían echado de su casa, estaba muy hambrienta y buscaba comida por todas partes. Yo la invité al templo para que tomara algo de prasadam y ella aceptó agradecida. Le encantó todo acerca del templo y pronto se unió al movimiento. Estaba deleitada y muy agradecida de que nos encontráramos en Vrndavana después de tantos años, y regresó unos pocos días más tarde para obsequiarme con esta cautivante pintura al pastel del Señor Caitanya que acababa de dibujar.

Es maravilloso ver cómo Krsna reciproca con sus devotos. Tuve la fortuna de tener la oportunidad de darle a ella al Señor Caitanya y ahora ella también me lo había dado a mí.

Gunagrahi Das